Marihuana medicinal: los pro y Contras del cannabis legal. Parte 1.

Con la creciente legalización de Cannabis a través de iniciativas legislativas o la boleta electoral, por todo Estados Unidos, expondré los Pro y Contras que considero en el uso y abuso de la Marihuana.

Partiré de una pequeña línea de una canción de Eric Clapton, “It’s in the way that you use it”, y justamente siento que debemos empezar por ahí, por la forma en que se usa.

Cannabis Medicinal

Los beneficios médicos de la marihuana (cannabis) están bastante bien establecidos. Hay una abultada investigación científica sobre el tema que verifica su eficacia cuando se aplica a una variedad de condiciones, y mucha evidencia de primera mano de que funciona para quienes la usan para alivio de sus propios problemas de  salud. Si bien este testimonio de primera mano que proviene de pacientes reales suele ser el tipo de evidencia que los puristas científicos menosprecian como “anecdótica”, es, en mi opinión, el tipo de información experiencial de vida real en la que debemos confiar al menos tanto como los análisis estadísticos abstractos de estudios científicos.

Es bien sabido que el uso medicinal de la marihuana es beneficioso en el tratamiento de las náuseas y otros efectos secundarios de la quimioterapia. También ayuda a mejorar el apetito disminuido puede experimentar  los pacientes que se someten a un tratamiento contra el cáncer. Disminuye la presión intraocular en pacientes con glaucoma, disminuye la espasticidad y otros síntomas neurológicos en la esclerosis múltiple, y hay evidencia que es útil en una variedad de condiciones médicas adicionales.

Algunos tienden a suponer que la marihuana apareció por primera vez en la escena en la década de 1960. Sin embargo, la historia nos dice que las propiedades medicinales del cannabis han sido reconocidas durante siglos. El uso médico de la marihuana está documentado en papiros egipcios que datan del año 1550 antes de nuestra era. Fue utilizado en la India antigua para tratar el insomnio, dolores de cabeza y dolores de parto. Y los antiguos griegos usaban cannabis para tenias, hemorragias nasales e infecciones de oído.

Tanto Cannabis indica como Cannabis sativa, se han utilizado en todo el mundo en la práctica homeopática ya desde principios de 1800 cuando la información detallada sobre sus efectos clínicos ha sido publicada desde entonces, se ha descubierto que las diluciones homeopáticas de estas sustancias son particularmente eficaz en el tratamiento de una amplia gama de problemas mentales / emocionales, incluidos los trastornos de ansiedad y trastorno por déficit de atención con hiperactividad, además de infecciones del tracto urinario como cistitis y prostatitis.

En lo que a mí respecta, su valor en la práctica médica en formas alopática, herbolaria y homeopática es un caso abierto y cerrado. Cualquier resistencia a su uso médico de la corriente principal de la comunidad médica es probable que sea una función de conveniencia política porque para rechazarlo por motivos científicos es simplemente tonto. Cuando consideramos que los médicos prescriben legalmente poderosas drogas adictivas como morfina, codeína, oxicodona (OxyContin) e hidromorfona (Dilaudid), por nombrar solo algunos, es difícil ver la justificación para prohibir el cannabis medicinal. Sin embargo, hay varios otros contextos en los que se usa marihuana que aún debemos considerar.

Continuara …

1 Response

  1. 23 julio, 2018

    […] Lea: Marihuana medicinal: los pro y Contras del cannabis legal. Parte 1. […]

La tienda es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar