Autoridades dan duro golpe a mafia china de invernaderos clandestinos de marihuana en Sacramento

LOS ÁNGELES, California.– Más de 500 agentes del orden locales, estatales y federales participaron en un gran operativo que resultó en el decomiso de decenas de propiedades y cultivos de marihuana que pertenecían a una mafia de crimen organizado chino que operaba en Sacramento, California.

“Esto representa uno de los mayores esfuerzos de decomiso de viviendas en la historia del país”, declaró el Departamento de Justicia (DOJ), una de las dependencias que lideró la investigación de la red delictiva.

Las redadas policiales se llevaron a cabo durante la jornada del martes y miércoles en Sacramento, Elk Grove y otras zonas rurales cercanas a la capital de California, de acuerdo con un informe publicado por el diario The Sacramento Bee.

Los agentes fueron enviados a aproximadamente 100 residencias que habían sido identificadas como invernaderos clandestinos para el cultivo de marihuana. Aunque los oficiales continúan contabilizando todos los bienes confiscados, las cifras preliminares incluyen: 100 casas que pasarán a custodia del gobierno federal, 26,830 plantas de cannabis, 343 libras de marihuana procesada, unos67,000 dólares en efectivo y 13 armas de fuego.

Por el momento los portavoces del DOJ no han precisado el valor monetario total de las propiedades y los cultivos decomisados, pero se estima que la cifra podría alcanzar millones de dólares.

La investigación que dio paso a los operativos de esta semana comenzó en 2014 cuando las autoridades se percataron de un aumento en el número de invernaderos para cultivo de marihuana clandestinos ubicados en zonas residenciales en el área de Sacramento.

En 2017 las averiguaciones policiales se reforzaron aún más debido a las evidencias recolectadas por agentes, quienes habrían analizado facturas de servicios públicos y rastreado millones de dólares provenientes de China a Estados Unidos para la compra de viviendas en California.

Las casas eran adquiridas por ciudadanos chinos, quienes generalmente vivían o visitaban el país legalmente, para ser transformadas en invernaderos clandestinos. Posteriormente la droga era enviada en camiones, por correo y otros servicios de envío a la costa este para la venta, según los investigadores.

“La Policía ha identificado una serie de vínculos entre las residencias convertidas en invernaderos, incluidos los pagos iniciales financiados por remesas principalmente de la provincia de Fujian, en China”, señalan los documentos judiciales del caso.

Pese a que los operativos no resultaron en ningún arresto, los detectives continuarán examinando los archivos relacionados con las compras de las casas, las escrituras y demás documentos en un intento de identificar a los individuos que habrían participado en los negocios.

McGregor Scott, de la oficina del fiscal federal del Distrito Este de California, afirmó que el operativo no tiene como intención desafiar la ley estatal que legaliza el consumo recreativo del cannabis.

“No tiene nada que ver absolutamente con eso”, declaró el procurador, quien además señaló que las presuntas operaciones de la red delictiva sí son consideradas un delito bajo los estatutos de California.

Por:

You may also like...

La tienda es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar